La Movida en Venezuela

Se reinicia producción de gasolina en refinería Puerto La Cruz.
abril 8, 2021
Sale a la luz pública las causas del accidente que sufrió Tiger Woods en febrero.
abril 8, 2021

¿Sabes por qué los perros orinan en los cauchos de los autos?

¿No te ha pasado, que dejas tu auto en alguna calle por unos minutos, y cuando regresas algún perro ya hizo su gracia en alguno de tus neumáticos?. Suena molesto; sin embargo, todo tiene una explicación.

¿Sabes por qué los perros orinan en las llantas? Lo primero, es que al salir de la fábrica, los neumáticos no tienen ningún compuesto, ni olor especial que atraiga a los caninos, y aunque pensemos que los perros no son inteligentes, esto demuestra lo contrario, ya que su objetivo es la movilidad.

Es sabido que los perros orinan en ciertos lugares para marcar su territorio, ahora imagina dejar tu marca en un objeto que viaja miles de miles de kilómetros por carreteras, calles y hogares. Ya tiene sentido verdad.

Este paraíso de los perros para marcar su territorio con su orina según explicaciones científicas se asemeja al proceso de polinización que hacen las abejas, al contribuir a la reproducción de éstas, es decir, el polen sería la orina y las abejas los neumáticos, aunque no se reproduce, si logran contribuir a marcar el territorio de un macho dominante.

Pero ¿Cómo saben que es un territorio marcado? El sentido más agudo y desarrollado de un perro es el olfato, donde reúnen cualquier cantidad de información a su alrededor, que es guardada como recuerdos y conceptos.

La teoría de los mil olores

El olor de la orina en los cauchos es una forma de marcar territorio. Cuando el perro ejecuta esta acción quiere decir “este territorio es mío” o “yo pasé por aquí”.

Teoría de la relación del entorno

Los cauchos son de fácil acceso para los perros. Como los caninos saben que viajan hasta lugares que quizá no llegarán, marcan su presencia al orinarlos.

Teoría química

Dicen que los cauchos se calientan por el recorrido que soportan. El perro al pasar cerca de estos, recibe una sustancia química que al ser inhaladas llegan hasta la corteza frontal del cerebro que activa las ganas de ir a orinar.

Fuente. Miamidiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *